martes, 28 de junio de 2016

Reseña: Seduction & Snacks

Seduction & Snacks- Tara Sivec

Claire es una madre soltera de veinte-tantos que a regañadientes ayuda a su mejor amiga a vender juguetes sexuales mientras intenta ganar suficiente dinero como para comenzar su propio negocio y darle a su hijo pequeño de gran boca, pero extremadamente adorable (cuando está durmiendo) una mejor vida.
Cuando Carter, el rollo de una noche de su pasado que cambió su vida para siempre, aparece en el bar de su ciudad natal sin ningún recuerdo sobre ella además de su único aroma a chocolate, Claire se asegurará de que él la recuerde esta vez.
Con la evidente sorpresa de Carter al de pronto descubrir que tiene un hijo de cuatro años y el pánico de Claire de que las estrías y su escasa y casi nula experiencia en el dormitorio hagan que el hombre de sus sueños corra a las montañas, la pareja hará lo que sea para conseguir su felices para siempre.



¡Hola a todos! Después de unos días, acá estoy de vuelta con un libro que me dejó la mente hecha un completo revoltijo.  Me siento muy feliz de que mi reto de verano esté dando frutos (6 libros leídos y sólo en mi tiempo libre :D) así que les traigo una reseña con la emoción aún en la boca del estómago al haber terminado este libro hoy.

Seduction & Snacks es la historia narrada por los puntos de vista de Claire, una madre soltera que quedó embarazada después de perder su virginidad en un rollo de una noche en una fiesta de fraternidad, y de Carter, el susodicho donador de esperma de esta mujer (Palabras de ella, no mías).

El libro comienza siendo narrado por Claire, que nos muestra su lema el cual es: nunca voy a tener hijos, pero nos encontramos con la contradicción de que fue la primera en quedar embarazada en una fiesta. Una chica con una carrera trunca, que tiene que ser mesera en un bar y ayudar a su amiga Liz a vender nada más y nada menos que juguetes sexuales. Todo esto acarreando con ello a su pequeño de cuatro años, Gavin, que es el personaje que más contradicciones me causó.

Hola, mi nombre es Claire Morgan y nunca quiero tener hijos.
Para aquellos que se sienten de la misma manera, ¿soy yo o parece como si estuvieras en el medio de una terrible reunión de Alcohólicos Anónimos cada vez que alguien se entera de que nunca quieres hijos? ¿Debería ponerme de pie, saludar a la habitación, y confesar que me lleva al séptimo círculo del infierno en el qué constantemente me encuentro?

Debo admitir que el libro depende del humor que la persona tenga para poder disfrutarlo o pensar que es una absoluta basura. Por ejemplo, ayer que comencé el libro, me reía a carcajadas porque las ocurrencias que Claire dice para contar su maternidad son absolutamente ciertas, sin embargo, cuando el libro comienza a tomar sabor, se torna burdo después de que nuestro protagonista donador Carter, el otro personaje que narra el libro, aparece.

Y seamos sinceros gente, nadie es sincero contigo con respecto al nacimiento de un niño. Ni siquiera tu madre.
“Es un dolor que olvidas una vez que tengas ese dulce y pequeño bebé en tus brazos.”
Tonterías. SON PURAS TONTERÍAS. Cualquier amiga, prima, o un idiota extraño y curioso en la tienda de comestibles que te dice que no es tan malo, es un completo mentiroso.

De un libro gracioso, pasó a ser un libro bastante repetitivo después de que nuestros personajes tienen sexo, dejándome aburrida y con un desazón cada vez que una escena así aparecía. Por lo que después de la primera, cada vez que una escena "erótica" aparecía, pasaba las páginas con una velocidad vertiginosa.

Seduction & Snacks se convirtió en un libro cansado para leer, ya que no tenía mucho fundamento ni una trama que desarrollar después de que Carter conoce a nuestra protagonista principal. Me había gustado al principio, pero se volvió tan repetitivo que no puedes evitar bostezar con ello.


Además mi contradicción personal: Gavin. Gavin es un niño de cuatro años, producto de la noche ebria-alocada de nuestros protagonistas, que si bien al principio me causaron mucha gracia las bromas que hacía, después su comportamiento pasó al de ser un niño extraño, no el de un niño de cuatro años.

—Vamos, mami —reclamó—. La tía Wiz dijo que lleváramos nuestro culo ai.
—Gavin, lenguaje —dije, rodando mis ojos ante su negativa a escuchar mientras salía y caminaba alrededor para abrir su puerta. Le agarré la mano y lo ayudé a bajar del auto—. Compórtate, ¿entiendes?—le pregunte mientras caminábamos hacia la vereda—. No corras, no grites, no toques nada y deja de decir malas palabras o te vas a casa a tomar una siesta.
—Las siestas apestan.
No lo voy a vender a los gitanos. No lo voy a vender a los gitanos.


No sé si  les guste, ya que es cuestión de opinión, pero creo que los personajes eran buenos y la trama de la historia dejó mucho que desear. Se convirtieron en infantiles, y en bromas que no eran muy sanas, así que si quieres que alguien te juzgue por lo que lees, definitivamente no leas este libro enfrente de alguien con quien quieres causar buena impresión.

¿Y tu, ya leíste Seduction & Snacks?
¿Qué te ha parecido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Inicio Reseñas Book Tag's Doramas Anime Afiliados

Book Keeper, diseñada por ggeorgelys. © New Syndrome Book - 2017
Tutoriales: | Header: